PROBLEMAS DE COMUNICACIÓN EN LA PAREJA

Una buena comunicación es una de las bases más importantes en cualquier relación sana. Si hablamos del mundo de las relaciones de pareja, la comunicación adquiere una especial importancia ya que cuando esta falla, las personas que forman parte de la relación suelen entrar en un bucle de discusiones, reproches y malas dinámicas que pueden provocar el fin de la relación o convertir el vínculo amoroso en tóxico.

Los problemas en la comunicación son uno de los motivos de consulta más frecuentes en terapia de pareja. La buena noticia es que recuperar una comunicación sana y satisfactoria es posible, vamos a ver algunos de los errores más comunes que pueden estar provocando conflictos entre los miembros de una relación y maneras de empezar a corregirlos.

Comunicación del día a día y comunicación emocional.

Cuando el día a día absorbe y es estresante, cuando la rutina se ha instaurado en la pareja y cuando las personas que formas parte de esta ya se conocen bien, puede pasar que la comunicación se reduzca y se convierta (a veces casi exclusivamente) en una comunicación de gestión. Las conversaciones se basan en hablar de las tareas pendientes, en las gestiones que se han hecho o quedan por hacer, en lo que se va a cenar ese día etc.

En cambio, se pierde el hábito de hablar de cómo nos sentimos en todos los aspectos de nuestra vida, hablar desde la emoción y desde la conexión con uno/a mismo/a, el compartir con el otro/a.

Recuperar el interés por saber del otro/a, interesarse sobre qué opina de ciertos temas, qué desea, sus proyectos personales, su visión del mundo y del futuro, por poner algunos ejemplos, hacen que la llama, la conexión y el interés permanezcan en la relación. Si os fijáis, este tipo de conversaciones son las que la mayoría de las parejas mantienen al inicio de la relación, ¿por qué perderlas?

Escuchar VS oír.

La buena comunicación empieza cuando somos capaces de escucharnos en vez de pelearnos por hablar. Podemos no escuchar lo que la otra persona dice por varios motivos: pensamos que ya sabemos lo que va a decir, creemos que lo que dirá no será interesante, puede que nos de miedo cómo nos va a afectar lo que va a expresar o (uno de los motivos más habituales) tenemos demasiada prisa por intervenir. Sea cuál sea la razón, el resultado final es que oímos, pero no escuchamos, no conectamos con la otra persona, no empatizamos y no hacemos un esfuerzo por entender. Puede pasar que mientras nuestra pareja habla estamos pensando en qué vamos a responder y en caso de pelea, en cómo vamos a contraatacar o a defendernos.

Establecer turnos de palabra, esperar a que el/la otro/a termine de hablar antes de intervenir, dar un feedback de lo que se nos ha dicho antes de responder, son prácticas habituales de una buena comunicación.

Buscar el momento adecuado.

No todo momento ni lugar es bueno para hablar de lo que sentimos, ya sea positivo o negativo. Es importante buscar un momento de tranquilidad, reservar un espacio diario para hablar y hacerlo en un entorno que facilite la buena predisposición a hacerlo. De esta manera eliminamos estímulos estresores y, además, reservamos un momento para dedicarlo exclusivamente a la pareja.

Refuerzo y lenguaje positivos.

Las palabras que elegimos para expresarnos son importantes, hay que pensar cuál es el mensaje que queremos transmitir y cómo hacerlo. Los palabras extremas como “nunca” o “siempre” no suelen ser amigas de la buena comunicación ya que radicalizan el mensaje y pueden resultar agresivas para las persona que las recibe. El hablar con un lenguaje positivo nos hace estar más tranquilos/as y también a nuestro/a interlocutor/a. Es mucho más eficaz solucionar una discrepancia o un tema en concreto dando refuerzo positivo que castigando, machacando o señalando los errores que ha cometido la otra persona, ya que estas últimas dinámicas solo ponen a la otra persona en una postura de defensa o contraataque.

La importancia de lo que decimos…y lo que no decimos.

Igual de importante es lo que decimos que lo que no decimos. A menudo, nuestro lenguaje corporal habla por si solo y entra en contradicción con el lenguaje oral. Esto suele pasar cuando estamos ocultamos la realidad de nuestras emociones o lo hacemos de forma parcial. La otra persona no tiene porqué leernos la mente ni adivinar lo que nos pasa o nos deja de pasar si no se lo decimos. La franqueza bien entendida es uno de los puntos clave para conseguir una buena comunicación.

Naia Canler. Psicóloga, sexóloga y terapeuta de parejas.

SALIR DEL ARMARIO

Joanna se acaba de enamorar como si volviera a tener quince años. Desde que lo dejó con Kevin hace dos meses, no estaba segura de lo que estaba sintiendo porque estaba muy confundida. Pensaba que la nueva amistad que había surgido en el trabajo era eso, solo una amistad. Kevin incluso estaba celoso de esta nueva relación. En la sesión de psicoterapia de hoy, acaba de darse cuenta de que una de las razones inconscientes de su ruptura habían sido sus sentimientos hacia Marta, su nueva compañera. ¿Seré lesbiana? ¿Seré bisexual? Se pregunta mientras sale de la consulta sin tener una respuesta clara.

¿Qué significa salir del armario?

Salir del armario se refiere a la declaración voluntaria y pública de la orientación homosexual. También se refiere a la bisexualidad o identidad de género de una persona transgénero. Es una expresión que se utiliza habitualmente cuando se mantiene en secreto o se niega la propia orientación sexual a los demás, aunque haya una vida afectiva y/o sexual activa y oculta.

Esto es lo que hizo recientemente el cantante Pablo Alborán en las redes sociales. Ha sido destacable la repercusión social que ha tenido en muchos medios de comunicación que incluso han utilizado la expresión de la confesión, como si estuviéramos hablando de un pecado o de un crimen. Lo más destacado es que se ha convertido en noticia.

Esta expresión proviene de la cultura anglosajona y combina dos conceptos:

  • SALIR designa la participación pública y social en actos que reivindican la visibilidad y los derechos del colectivo LGBTIQ+. El origen del término se remonta al debut de la danza de mujeres jóvenes que se presentaban en sociedad.
  • ARMARIO habla de la asociación irracional entre ser gay y un esqueleto que existía en los años 60, como si hubiera un esqueleto en el armario. Un armario es un mueble que permite ocultar su interior desde el exterior.

El amor y el deseo son demasiado hermosos como para encerrarlos en un armario

¿Qué pasa con las personas que viven su sexualidad en un armario?

Un estudio realizado en la Universidad de Montreal reveló que las personas que vivían su sexualidad de forma oculta tenían niveles más altos de estrés (mayor presencia de la hormona cortisol después de despertarse) con síntomas de ansiedad y depresión. Esto significa que la salud mental se ve afectada por esta realidad. Vivir en una mentira hace que las personas tengan que encarcelarse a sí mismas en su propia vida.

La LGTBfobia interiorizada es una de las razones que llevan a una persona a vivir su sexualidad de forma aislada

Algunas personas no han podido verbalizarlo en el lugar de trabajo porque escuchan comentarios y chistes homófobos con demasiada frecuencia. En el entorno familiar, el miedo al rechazo aparece después de haber vivido una vida heterosexual o sin haber sabido nada de parejas en una vida aparentemente soltera.

He conocido a hombres homosexuales que han venido a consulta siendo mayores de 40 y sin saber cómo manejar su salida del armario después de separarse o, mujeres lesbianas que no entendían por qué tenían que decirlo en el trabajo si es parte de su privacidad, cuando están a punto de convertirse en madres.

Nuestra orientación sexual se manifiesta constantemente en muchas ocasiones cuando hablamos de lo que hemos hecho el fin de semana, con quién convivimos o quién nos atrae cuando estamos en la calle. El problema radica en el hecho de que con demasiada frecuencia hay una suposición de heterosexualidad y, por lo tanto, las personas heterosexuales no tienen que salir del armario. En este sentido, es necesario facilitar que las personas con las que nos relacionamos tomen conciencia de sus prejuicios y estereotipos para hacer visibles la diversidad afectiva y sexual.

No hay mejor edad para hacerlo, ya que es una decisión íntima y personal

¿Cuál es el mejor momento para hacerlo?

  • No hay mejor edad para hacerlo, ya que es una decisión íntima y personal. Parte de un proceso de autoaceptación, autoestima y superación del miedo a un posible rechazo. No es lo mismo salir del armario en un país que aprueba el matrimonio entre personas del mismo sexo que castigan su orientación sexual con la pena de muerte.
  • Cada persona tiene que vivirlo a su ritmo y, sobre todo, que nadie decida por ti. Esto se refiere a cuando alguien te saca del armario y hace pública tu orientación homosexual o bisexual. Hay personas que pueden estar en el armario en un área y, por otro lado, fuera del armario en otras.
  • Actualmente, este proceso suele ocurrir en la adolescencia, durante la época del instituto. A principios de la década de 2000, la mediana de edad estaba más allá de los 20 años. Esta es una diferencia significativa que hace visible una mayor aceptación social al tener más referencias y legislación.

¿Por qué vale la pena salir del armario? 

Salir del armario puede tener sus riesgos, pero los beneficios son tan grandes que, vale la pena asumir y afrontar este proceso. Salir del armario te permite vivir tu vida de una manera digna y libre, además de poder establecer vínculos con mayor autenticidad e intimidad. Los sentimientos de soledad y aislamiento que viven muchas personas se resuelven cuando se hace este paso tan necesario.

¡Vale la pena!

Daniel Borrell Giró, psicólogo sanitario, terapeuta sexual y de pareja

danielborrell@quantumpsicologia.com

Instagram @danielborrellgiro

¿ES EFECTIVA LA PSICOTERAPIA #ONLINE?

¿Puede la psicoterapia online realmente beneficiarme? ¿Es la psicoterapia presencial igual de efectiva? ¿Puede haber una comunicación auténtica si está la pantalla del ordenador? Estas son algunas de las preguntas que Carina plantea hoy cuando su hermano le ha recomendado pedir ayuda profesional porque está muy ansiosa tras quedarse sin trabajo como consecuencia de la actual crisis sanitaria. Tiene problemas de insomnio, un nudo en el estómago que le dificulta respirar y una mente que no puede dejar de preocuparse por la incertidumbre del futuro que le espera a partir de ahora.

Estas preguntas que plantea Carina son comprensibles porque el 100% de los servicios de psicoterapia han dejado de ser presenciales desde hace dos meses y se han trasladado a la modalidad online a través de Skype o Zoom. Aunque las sesiones presenciales están permitidas a partir del lunes 4 de mayo, no se siente cómoda saliendo de casa para ir a un centro de psicología debido a los riesgos de contagio que esto conlleva. Acaba de llamar a nuestro centro para solicitar más información sobre psicoterapia en línea, ya que le ha recomendado su hermano. En este artículo, detallo las respuestas a tus dudas:

La psicoterapia online permite gestionar la carga emocional, la soledad, los síntomas de ansiedad y/o depresión, las adicciones, la pérdida de un ser querido y los conflictos relacionales, entre otros, antes o después del confinamiento, potenciando la resiliencia de cada individuo.

  • ¿Es la psicoterapia online igual de efectiva?
  • Tiene la misma eficacia que la psicoterapia presencial dando el mismo protagonismo a la relación psicoterapéutica entre psicoterapeuta y paciente. Aunque no estemos en el mismo espacio, la información verbal y no verbal sigue presente porque, actualmente, las videollamadas nos permiten capturar casi todo lo que sucede frente a la pantalla de la tableta o del ordenador. Es posible aplicar cualquier técnica psicológica a través de la conexión digital introduciendo algún cambio en su metodología. Hacerlo en el entorno del propio hogar ofrece un espacio de seguridad e intimidad, excepto para aquellas personas que no se sientan protegidas actualmente en su domicilio y que sería recomendable realizarlo de forma presencial.
  • ¿Se mantiene la confidencialidad?
  • La psicoterapia online garantiza la confidencialidad y la protección de datos utilizando sistemas seguros que aseguran que la información no se filtra digitalmente. Continuamos protegiendo los datos personales mediante la firma del documento de protección de datos de nuestro centro y que enviamos por correo electrónico después de la primera entrevista.
  • ¿Cuáles son las ventajas de la psicoterapia en línea?
  • Una de las ventajas que ofrece la psicoterapia online es disponer de algún tiempo antes y después de la sesión que permita a la persona integrar las reflexiones, reflexiones y observaciones sin la prisa que supone el viaje al centro y las obligaciones diarias que le siguen. Una de las propuestas es tener a mano un diario de psicoterapia recogiendo los aprendizajes adquiridos e incluso hay personas que lo hacen durante la sesión para dejar huella en su crecimiento personal. Además, la psicoterapia online nos permite conectar con profesionales que viven fuera de nuestro territorio eligiendo el catalán o el castellano como lengua de preferencia a la hora de comunicarnos. La modalidad virtual rompe los límites geográficos acercándose a posibilidades que, hasta ahora, no estaban contempladas en las sesiones presenciales. Otra ventaja es que le permite compartir fácilmente recursos digitales a través del chat de la videollamada.
  • ¿Cuál es el mejor momento para hacerlo?
  • Ofrece horarios más flexibles en nuestra agenda para disponer del tiempo y espacio necesario para llevar a cabo adecuadamente la sesión online. Es importante hacer la sesión en un espacio en el hogar donde puedas estar solo y pedir que no te moleste durante la próxima hora. En caso de vivir en pareja y/o con niños, se puede aprovechar cualquiera de las franjas horarias donde se permite salir al aire libre para tener la privacidad suficiente para llevar a cabo la sesión.
  • ¿Cuándo se reanudarán las sesiones presenciales con normalidad?
  • Hay personas que han optado por suspender el proceso terapéutico hasta que vuelva la normalidad, el problema es que la normalidad esperada y deseada tardará en ser como entendíamos hasta ahora. Ofrecer una sesión de psicoterapia a 2 metros de distancia, llevar mascarilla y usar guantes sin posibilidad de contacto físico al abrir la puerta o cuando surge una emoción muy intensa, no es un escenario fácil de gestionar en el que las dos personas se sientan cómodas. Para aquellas personas que estén más grabes, que tienen problemas para llevar a cabo las sesiones online por las limitaciones en la convivencia familiar o por imposibilidad a nivel tecnológico, la sesión presencial siempre será la mejor opción. Poco a poco se reanudarán las sesiones de psicoterapia presencial en nuestro centro tomando todas las medidas de seguridad y protección necesarias para garantizar la salud de nuestros pacientes.

Si un tratamiento psicoterapéutico funciona presencialmente, también funciona virtualmente manteniendo su eficacia.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que una de cada cinco personas sufrirá una enfermedad mental, el doble que en circunstancias normales. Si tomamos como referencia lo ocurrido en la última crisis económica de 2009, la depresión creció un 18%, un 8% de ansiedad y un 5% de trastornos por abuso de alcohol, según un estudio de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS). Por esto, no atrasar el momento de pedir ayuda profesional es un elemento clave para reducir el impacto en la salud mental.

La intervención temprana es siempre la mejor decisión que Carina puede tomar en este momento, reduciendo la duración y los costes del tratamiento psicoterapéutico.

Carina le agradeció toda la información que le he proporcionado por teléfono e incluso aprecia mucho que el trabajo que hacemos se pueda hacer virtualmente en estos tiempos difíciles para ella. Antes de colgar la llamada, decidió que quiere intentarlo esta semana haciendo una primera visita. Una vez que lo haya vivido en primera persona, será más consciente de sus prejuicios y sospecha que muchas de estas dudas están más relacionadas con su miedo a pedir ayuda que con las barreras de la tecnología «siempre creo que puedo con todo y me cuesta aceptar esta sensación de impotencia«. Se sintió cómoda durante la llamada y se despidió más tranquila. 

Puede contactar con nosotros al hola@quantumpsicologia.com o llamando al 93.414.38.95. Para solicitar una primera visita con uno de nuestros profesionales del Centro Quantum. Ahora más que nunca #EstamosContigo

Daniel Borrell Giró, psicólogo sanitario, psicoterapeuta y formador del Centre Quantum danielborrell@quantumpsicologia.com

Instagram @danielborrellgiro

VACACIONES: ¿DESCONECTAR O CONECTAR?

Ahora que estamos en verano, cuando llegan las vacaciones, solemos decir: ¡qué ganas de desconectar! El lenguaje tecnológico vuelve a estar presente y podemos preguntarnos: ¿de qué queremos desconectar? ¿Qué significa conectarse o desconectarse? ¿Estamos cansados de nuestra vida cotidiana? ¿Con qué nos conectamos?

La temática puede suponer un reto: reflexionar sobre nuestra relación con la red social hacia la virtual. Cuánto tiempo paso al día conectada o conectado a mi teléfono móvil, Facebook, Instagram, Whatsapp, y cuánto en silencio, observando la casa, mi ciudad, la gente que amo, el proyecto que me apasiona…

Porque lo que realmente nos hace felices es el contacto conmigo mismo, con personas importantes y con el entorno.

La antropóloga Amber Case esta especializa en el efecto de las tecnologías en las personas y comenta cómo por la mañana muchas personas miran primero sus teléfonos móviles que a su pareja o a la persona con la que vivan. Y como se está substituyendo la red social por la virtual, se está dando lugar a la falta o dificultad de reflexión y la dificultad de estar presente.

Y veo las redes virtuales, las nuevas tecnologías, como un enemigo peligroso de la soledad alegre. La buena soledad que nos permite conocernos, crecer, darnos espacio para pensar, sentir, actuar conscientemente. ¡¡Porque con tanto estímulo tecnológico es muy difícil conectar con el interior!!

Me entristece ver a adolescentes pegados a sus teléfonos, quemando su potencial creativo, retrasando su desarrollo y avanzando hacia el mundo adulto, perdiéndose en un momento tan complejo y rico de experiencias interiores y exteriores. Sin olvidar que hacer un buen uso de las nuevas tecnologías tiene sus aportaciones, es necesario limitar y limitarse en su uso. Los límites en la adolescencia vuelven a ser fundamentales.

Porque es fácil convertir los teléfonos móviles (llenos de distracciones) en un aliado contra la incertidumbre, la ansiedad, la duda, la soledad, la curiosidad y la creatividad. Es más fácil distraerse viendo pasar imágenes de la vida, instantáneas de la vida de los demás, perder el tiempo buscando la mejor foto de perfil, para sentir que estás muy guapa/o de alguien que quizás no hayas visto durante años y al que saludaste por «whatsapp» la última vez.

Las relaciones se enfrían entre tantas redes virtuales donde la siguiente está lejos y lejos quizás más lejos. Dicen que hay un hilo imaginario que nos conecta con las personas que amamos y nos aman: ¡cuidemos de que no se rompa con tanta interferencia tecnológica!

¡¡Te invito a pasar parte del verano pensando en tu conexión-desconexión!!

¡¡¡Felices vacaciones!!!

Aquest lloc web fa servir cookies per que tingueu la millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment per a l'acceptació de les esmentades cookies i l'acceptació de la nostra política de cookies, punxi l'enllaç per a més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies

¿Quieres concertar una primera visita o solicitar información?